domingo, 5 de octubre de 2014

sILICON vALLEY... uNA vISIÓN mUY pERSONAL




Hola sukarrats, recientemente he estado de viaje por la costa Oeste de los EEUU y no quise perder la oportunidad de visitar alguno de los sitios más icónicos del Silicon Valley en busca de inspiración. 


Partiendo de SanFrancisco, con un Challenger de alquiler (tenía que decirlo), y tras una hora de denso tráfico me planté en la Universidad de Stanford. Lo primero que pasó por mi cabeza al atravesar el gigantesco cartel de "Welcome to Stanford" fue "Oh my god!, quiero quedarme a estudiar aquí". Nunca había visto un campus universitario de esta entidad. Amplio, edificios de estilo medieval, cesped por todas partes, los estudiantes y profesores desplazándose intérnamente con bicicleta... la tienda de la Universidad era el doble de grande que el Abacus de mi barrio. Allí podía comprarse el kit básico de Nerd, con el lema "los Nerd dominarán el mundo", y es que Stanford, lejos de ser conocida por sus éxitos deportivos, tiene el honor de haber sido casa de 58 premios Nobel... a 12 de los 70 de la Universidad de Berkeley, en la vecina SanFrancisco... os lo podéis imaginar? Era el segundo día de clases y se notaba la excitación en la cara de los estudiantes que cruzaban el campus en busca de su clase o escuchaban los cantos de sirena de las hermandades. 



Curiosamente en uno de los paneles informativos había un anuncio donde se ofrecía vivir y estudiar en Barcelona. Para acceder a este programa había que haber completado unos cursos de catalán y castellano que ofrecía la propia universidad en su programa de lenguas. Y es que Europa y Barcelona tiran mucho.


Y ya que he hablado de Berkeley, diré que me quedé con ganas de verla y es que en estos viajes el tiempo es una limitación. Fue allí donde Clifford Stoll, un astrónomo reciclado a informático, fue capaz de desenmascarar la primera red de hackers. Todo lo cuenta en una apasionante novela, cuya lectura os recomiendo El Huevo de Cuco.


Siguiente parada Los Altos, el 2066 de la Crist Dr ... el garaje más famoso de la historia, hogar de los Jobs y donde su hijo adoptivo Steve pasó la adoslescencia. Y por qué digo que es el garaje más famoso de la historia, pues porque fue allí donde Steve Jobs junto a su amigo Steve Wozniak fundaron Apple, allí también es donde soldaron las primeras placas de los Apple I, con ayuda de amigos y familiares. La casa está situada a 20 minutos escasos de Stanford, donde el propio Jobs compaginaba clases de electrónica con sus otras muy curiosas aficiones (os recomiendo leer su biografía autorizada). Años después, Steve volvió a Stanford para leer uno de los discursos de graduación más inspiradores que se recuerdan y que aquí os pongo por si aún queda alguien que no lo haya visto.



Tenía curiosidad en ver la casa, porque en el largo viaje entre Stambul y LosAngeles pude ver la película sobre la vida de Jobs, que también os recomiendo encarecidamente. Intenté comprender las posibles influencias del entorno en su niñez... un vecindario sencillo de clase media americana repleto de casas bajas, jardincitos y árboles, que para nosotros quisiéramos los pobrecitos españoles. Pero clase media de los USA, al fin y al cabo, un sitio muy tranquilo y, como pude leer luego, habitado por numerosos profesionales que trabajaban en las empresas electrónicas del valle, y a los que Jobs y Wozniak consultaban cuando tenían alguna duda. Unos cuantos japoneses pasaron también por allí para llevarse una foto de recuerdo de ese famoso garaje. La casa de Jobs es la que aparece en el medio... delante uno de los cubos en los que se inspiró para diseñar la famosa papelera de reciclaje de los Mac :D





De allí partimos a Mountain View... a Googleplex, la sede de, para mí, la empresa más importante del planeta. Mucho había oído sobre el estilo de trabajo allí y lo que vi sólo hizo que confirmármelo. Lo primero que pensé al llegar, fue "Yo quiero trabajar aquí"... lo mismo que Stanford, pero en empresa. Los trabajadores cruzaban el enorme, repito enorme complejo a lomos de bicicletas con los colores de Google... gente trabajando con su Apple bajo un árbol o jugando al frisbie en las inmensas parcelas de cesped. Curiosamente los portátiles que pude ver eran todos Apple... dónde están los Chrome? Supongo que como dice ese famoso reclamo publicitario: Yo no soy tonto.

Camino del parque de las estatuas de Android, tuve la oportunidad de hablar con un joven asiático que estaba trabajando en Android y lo que me dijo corroboraba el buen ambiente que se respira en esta empresa. Muchos asiáticos y gente muy joven en el campus, por cierto.


Una empresa moderna e innovadora... pero no fueron ni Apple, ni Google la primera empresa del Silicon Valley. Ese honor recae en Hewlett-Packard, HP. Fue en su tiempo muy innovadora y compartía con Google este estilo abierto y relajado. Sólo tenéis que pasaros por SantCugat y ver como era la sede de HP en Barcelona... cómo cambian los tiempos. Parece que Google, como HP en la época, ha entendido que para dominar el mundo hay que alejarse del patrón típico de empresa jerarquizada donde se premia la antigüedad, y el servilismo antes que la creatividad y el entusiasmo.

La última parada de este viaje fue en Cupertino, en el One Infinity Loop, la sede de Apple, un edificio enorme con un gran parque central. Hermético y silencioso era la antítesis de lo que Google es. En mi opinión Apple ha entrado en el patrón clásico de empresa que le impedirá continuar con la innovación que un día le caracterizó... a pesar de ello, está en máximos históricos de su cotización. Tras dar una vuelta y comprobar que ningún empleado perdía el tiempo en su parquecillo dimos por acabada la visita.



Pues esto es el Silicon Valley, localizado a un tiro de piedra de SanFrancisco, y creado a raíz de la visión de futuro de un grupo de profesores de la Universidad de Stanford que quiso apostar por la creatividad de sus alumnos. El Silicon Valley es desde los años 70 la cuna de las empresas tecnológicas que han dado forma al mundo digital tal y como lo conocemos hoy en día. La primera empresa en aparecer al amparo de Stanford fue HP, de la cual hemos hablado antes. Creada en un garaje por William Hewlett y David Packard, dos estudiantes de esa universidad. HP se convirtió en la inspiración de una generación de estudiantes que bajo la creatividad de la era hippie rompió moldes y dio origen a empresas de la talla de Intel, Apple y SUN entre otras. En el siguiente mapa podéis ver dónde están situadas algunas de las empresas más famosas del Silicon Valley. Un área equivalente a ir de Badalona a Calella y que genera casi el doble de PIB que España. 

En resumen, la visita fue muy enriquecedora e inspiradora. La lección está allí y como dijo XC hace 2000 años, el que tenga ojos para ver que vea.

[2015-01-15] Os pongo este interesante vídeo de las conferencias del DevFest 2013 organizado por el GDG de Google. Habla sobre el emprendimiento en Silicon Valley visto por 2 españoles que se fueron allí a hacer las americas http://media.fib.upc.edu/fibtv/streamingmedia/view/2/794

4 comentarios:

PPi dijo...

Vaya, estaba viendo un documental sobre SteveJobs y resulta que ayer fue el 3er aniversario de su muerte... vaya este post en su memoria.

Albert-Miquel Sánchez dijo...

Para haberlo escrito en el móbil está muy bien. Imagino que en la secta apple te habrán ascendido ya a monje sacerdotiso, no? ;-)

PPi dijo...

Albert, ha sido escrito desde el iPad, el móvil y el iMac... un despliegue de medios impresionante.

Albert-Miquel Sánchez dijo...

Dije monje? Quería decir profeta...