sábado, 19 de enero de 2013

+ ppiLibros

Uf, qué difícil... he pensado en rehacer la lista de los mejores 10 libros que he leído, y que por tanto recomendaría, y admito que es imposible quitar 3 de los que figuran y poner 3 que acabo de leer que me han gustado mucho... pero estos 3 son tan buenos que deberían estar entre los 10 primeros... vaya compromiso. Los tres venían en el libro electrónico de SONY que compré (por cierto, es curioso que ahora no puedo comprar libros en inglés para leer con él porque no puedes comprar libros en inglés en la tienda de SONY América y la tienda SONY Spain no existe.

Bueno... vamos con ellos:

El retrato de Dorian Gray - Oscar Wilde 

Fascinante es la palabra con la que lo definiría. Como descripción pongo el comentario que le hice a un amigo en un correo:

Las reflexiones de Henry, en el cual veo reflejado al propio Oscar Wilde, me asustan, pero pese a lo abominables que son reconozco en ellas mucha sabiduría... cuando dice "influir en una persona es darle la propia alma", esta dando la clave de un terrible poder del cual sin querer podemos ser víctimas o vedugos.

Qué lo hace tan fascinante? Leedlo.


Crimen y Castigo - Fiódor Dostoievski 

Me apasiona la mente de los criminales y de los psicópatas... nunca creí que alguien pudiera meterse tan bien en ella como Dostoievski. Uno se pregunta cómo puede saber tan bien lo que circula por la mente de estos individuos. Un libro muy largo, pero muy absorvente.

La Isla del Tesoro - Robert Louis Stevenson

El libro que todo chaval debe leer. Yo lo hice en su día y lo releí en su versión original inglesa. El libro más famosos de piratas sin duda y muy rápido de leer. Si lo leéis desearéis haber podido estar en El Almirante Benbow y oír la canción de los piratas:

- Oh Oh Oh and a bottle of rum.


2 comentarios:

Baterpruf dijo...

Tú que eres muy leído... no te ciñas a un número aleatorio como es el diez. Total, ¿por qué? porque tenemos 10 dedos (?). En realidad tenemos 20 o 23 (depende). Haz tu lista de los 23 mejores libros.

koco dijo...

Eso, tú dale rienda suelta, que ya verás...