martes, 17 de enero de 2012

La madre de Whistler

Hace un tiempo, cuando estaba en Milán, visité varias veces el Museo Nazionale della Scienza e della Tecnologia Leonardo da Vinci. Este es un museo dedicado principalmente a los trabajos de Leonardo (los cuales merecerían varias entradas al respecto), pero no es de lo que voy a hablar hoy. Allí, inmersa entre inventos y dibujos, había una sección dedicada a la radio que exponía los inicios de ésta y su evolución hasta la actualidad. Se nombraba a la figura de Guglielmo Marconi como personaje importante en la invención de la radio sin nombrar a nadie más. No es mi intención desacreditar el mérito de Marconi, que algunos tendría, pero sabiendo que Nikola Tesla había ganado finalmente la patente de la radio, me extrañaba que, como mínimo, no se nombrara también. Incluso ahora, si se recorre la página web del museo, solo aparece el nombre de Marconi. En la imagen podéis ver, por ejemplo, uno de los aparatos expuestos. Este es uno de los detectores magnéticos diseñados por el italiano para recibir señales telegráficas vía radio.

El caso es que por un lado, se puede entender que, al ser un museo italiano, se concentre en un personaje italiano, pero me parece poco ético que, dada la talla y el prestigio del museo, sea tan ambiguo en este tema. Por otro lado, en Internet hay mucha información al respecto. Solo en la Wikipedia se pueden encontrar los artículos de radio, historia de la radio, invención de la radio, cronología de la radio, etc. Tampoco es mi intención exponer esta historia aquí (podéis consultar los enlaces), pero a modo de resúmen contaros que, por lo visto, Marconi patentó la primera radio utilizando catorce patentes de Tesla. Inicialmente la Oficina de Patentes de Estados Unidos rechazó dicha patente, pero cambió de opinión posteriormente, posiblemente influenciados por el poder financiero tras Marconi (no solo el propio, sino también el de Edison y Carnegie). Al final, como suele pasar, esa patente le fue retornada a Tesla el mismo año de su muerte.

Bien, esto es lo que sabe todo el mundo, pero lo más curioso es que paralelamente a estos dos había mucha más gente trabajando en lo mismo y consiguiendo resultados comparables. Por ejemplo, el ruso Aleksandr Stepánovich Popov construyó su primer receptor de radio antes de la patente de Marconi. Reginald A. Fessenden fue, supuestamente, el primero en transmitir voz. John Ambrose Fleming inventó un rectificador que podía usarse como receptor. Y otros como Lee de Forest o David Sarnoff.

Y, os lo creáis o no, también había un comandante ingeniero del Ejército de Tierra español, Julio Cervera Baviera, metido en el ajo. Este hombre trabajó tres meses con Marconi al volver de la guerra Hispano-Americana y, posteriormente, continuó con sus propios inventos. Un profesor de la Universidad de Navarra, Angel Faus, afirma en su libro que el comandante patentó la primera radio capaz de transmitir voz humana (Marconi solo había patentado un telégrafo inalámbrico, donde se transmiten señales pero no voz). Entonces, si se considera la radio como el aparato que transmite y recibe voz, todo el mundo debería saber que el primero en patentarla fue este español. Sin embargo, aún hoy día se sigue considerando a Marconi como el padre de la radio, y, a menudo (como en el caso del museo), por delante de Tesla.

Y por qué es así? Según un artículo del Mundo, el escaso conocimiento de un personaje como Baviera se debe a:Enlace
La situación de España en las primeras décadas del siglo XX, con las colonias de Cuba, Puerto Rico y Filipinas recién perdidas y en guerra con Marruecos, no era la mejor para que el Ejército financiase investigaciones. Por otra parte, añade el profesor Faus, está el proverbial Que inventen ellos. Y finalmente, quizá lo más importante, Cervera nunca tuvo una madre como mamá Marconi.
Porqué la mamá Marconi era rica. Y le subvencionó los viajes, le proporcionó los contactos, etc., y ya se sabe quien escribe la historia. Con esto llego a donde quería ir. Como dijo Mr Bean, no importa que una madre sea una vieja bruja horrible con un palo de escoba en el culo, porqué una madre siempre será una madre, y hará lo que pueda por su hijo, y su hijo la tendrá siempre en un pedestal. O no es así?



Por todo esto, gracias Julio.

Y van siete.

2 comentarios:

PPi dijo...

VAya, a mi de pequeñito me explicaron que fue Marconi. Ni palabra de Tesla.

koco dijo...

Pues que penita.