lunes, 28 de julio de 2008

Ordenanza onomástica

es verano y de lo único que apetece hablar es de cachondeo...



esto no hace tanta gracia porque es de verdad