jueves, 7 de febrero de 2008

Fútbol con prismáticos

En el título ya lo he dicho todo.




Jugar así a basket debe ser todavía peor.